Ella era como su propio error. Se sentía extraña y preciosa, tan voluptuosamente dubitativa y extraña como si hoy fuese el día de mañana. Y no sabia corregirse, dejaba que cada mañana su error renaciese por un impulso que se equilibraba con una fatalidad imponderable.

Ella era como su propio error. Se sentía extraña y preciosa, tan voluptuosamente dubitativa y extraña como si hoy fuese el día de mañana. Y no sabia corregirse, dejaba que cada mañana su error renaciese por un impulso que se equilibraba con una fatalidad imponderable.

  1. misantropoide reblogged this from cinnamonkite
  2. toutdroitaller reblogged this from cinnamonkite
  3. nappystays reblogged this from cinnamonkite and added:
    Bella. Te extraño.
  4. cinnamonkite posted this